Editorial. Abril 2015

El tiempo va muy deprisa, ya han pasado cuatro años desde el último plenario de la Sección Sindical: estamos casi a un mes de volver a rendir cuentas a nuestra asamblea de afiliados y afiliadas de lo que hemos hecho en este periodo. De nuevo nos reuniremos la afiliación de CCOO en MAPFRE, para elegir a quiénes nos gobiernen en los próximos cuatro años.

 

Este tiempo que ahora vamos a analizar ha sido muy intenso, quizá por eso ha pasado tan rápido: el panorama sociopolítico ha cambiado radicalmente, la ciudadanía somos cada vez más exigentes con nuestros derechos y menos tolerantes con las malas prácticas.

 

Cuando los derechos laborales están siendo atacados, es cuando más necesarios somos los sindicalistas.

Los afiliados hemos jugado un papel importante en esta crisis, nuestra pertenencia al sindicato ha permitido que hayamos sido el dique de contención a los ataques a nuestros derechos; tenemos que hacernos una pregunta: ¿qué habría pasado si en estos tiempos tan difíciles no hubiéramos estado los afiliados a los sindicatos?, yo no quiero ni pensarlo. Los afiliados, hemos jugado un papel fundamental en la defensa de los derechos de los trabajadores y por eso, debemos estar orgullosos de pertenecer a esta organización y pensar que estamos trabajando por el bien común, en una sociedad radicalmente individualista.

 

Abordamos este nuevo periodo con la estructura de la Sección Sindical renovada, con objetivos claros

y mucha experiencia. Somos una Sección Sindical reivindicativa, firme en nuestras acciones, experta, trabajadora, solidaria, muy comprometida con nuestros afiliados, afiliadas, con los trabajadores y trabajadoras de MAPFRE y con nuestro sindicato CCOO.

 

El plenario también es una oportunidad para vernos y compartir unas jornadas de trabajo con gente que tenemos las mismas inquietudes. En esta Sección Sindical hemos creado lazos más allá de lo meramente laboral, por eso, queremos que participéis en las asambleas de vuestros territorios y que os impliquéis en el proceso.

 

En estos tiempos en los que la sociedad demandamos más participación democrática en las organizaciones sociales y partidos políticos, en CCOO ya tenemos esa democracia interna y la elección de los órganos de dirección es completamente democrática y va de abajo a arriba, siendo los verdaderos protagonistas los afiliados.

Escribir comentario

Comentarios: 0